TonerXperts Unos impresora gigante del año 1985. Así empezó la historia de los cartuchos de tóner
cartucho

La historia de los cartuchos

Introducción a la historia de los cartuchos de tóner y las impresoras láser

En la actualidad, es muy fácil para los usuarios comprar y reemplazar un cartucho de tóner. Lo puedes hacer sin muchos problemas o con la asistencia de un técnico profesional. Sin embargo, este no fue siempre el caso. Después de todo, la tecnología de impresión ha avanzado considerablemente con el paso de los años.

Si se requería copiar documentos se requerían de sistemas muy especializados. Por ejemplo, tenemos el uso del papel carbón. Otra forma muy utilizada en la actualidad era repetir la escritura del papel palabra por palabra ya sea a mano o máquina. Esta situación es difícil de imaginar en la actualidad. Aun así, solían existir largas oficinas llenas de mecanógrafos.

Estos mecanógrafos se dedican exclusivamente a teclear los documentos. Aún la oficina más pequeña necesitaba de un mecanógrafo para que copiara la gran cantidad de documentos necesarios para que funcione una empresa. Entre estos documentos encontramos cartas, recetas y manuales.

Llegada de las impresoras

Las impresoras vinieron a cambiar esta situación. Para explicar la historia de los cartuchos tóner lo que nos interesa es la impresión con láser. La historia de la impresión con láser comenzó con la xerografía o electro fotografía. Estos términos se refieren a un proceso que combina fotografía con impresión electrostática.

Chester Carlson, inventor Americano, desarrolló la xerografía en 1938. Fue este invento el que creó los cimientos para el cartucho de tóner actual. Es decir, Chester Carlson es una figura clave en la historia de los cartuchos tóner. A la orografía también se le conoce como electro fotografía. La xerografía se utilizaba para hacer copias de oficina y producir libros que ya no estaban en circulación.

Debido a que involucra diversas actividades que se debían hacer a mano, el proceso era bastante tedioso y complicado. La evolución de la xerografía llevó al desarrollo de la versión original de la impresora láser moderna: la Xerox 914.

El inicio de la historia de los cartuchos de tóner

La Xerox 914 era un dispositivo bastante complicado. De hecho, era tan complicado que requería todo un equipo de técnicos para operar. La historia de los cartuchos de tóner comienza con una caja fija dentro del Xerox 914.

Estas cajas no se podían reemplazar. Se requiere que se rellenaran. Para lograr esto, la máquina necesitaba ser abierta. Entonces, el tóner se vertía en un agujero especial. El tóner era generalmente contenido en una botella bastante sencilla. Si este proceso no se hacía con cuidado el usuario podía terminar intoxicado.

Parteaguas en la historia de los cartuchos de tóner

Aunque la historia de los cartuchos de tóner comenzó con Xerox, los que la llevaron más adelante fueron Canon, HP y Apple. Fue Canon quien hizo que la impresora láser se volviera popular gracias al éxito de las impresoras Xerox en 1979.

No obstante, las impresoras de Xerox tenían un costo muy alto. Era utilizado principalmente por compañías. HP tomo esta oportunidad para revolucionar la industria de las impresoras láser. Este fue un momento muy importante en la historia del cartucho de tóner.

Llegada de la HP LaserJet

La revolución de HP vino en la forma del HP LaserJet. Esta fue lanzada 3 años después de la Xerox 819. El HP LaserJet era más barato y además tenía especificaciones que resultaban impresionantes para esa época. Igualmente, era considerablemente menos ruidosa que las otras impresoras de la época. De igual manera, era más pequeño y versátil.

El desarrollo del HP LaserJet fue un punto clave en la historia de los cartuchos de tóner. El HP LaserJet esencialmente removía al técnico que se necesitaba para operar la impresora. Ahora, el usuario podía hacerlo por su cuenta.

Desde luego, el avance tecnológico continúo con el paso de los años. A pesar de ello, fue la LaserJet de HP la que cambió la historia de los cartuchos de tóner. En este punto se convierte en algo que usuarios individuales podían tener en su caso sin preocuparse por las dificultades de su uso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *